Estás en: Cuentos · Futuro · Androides y humanos

Androides y humanos

de Ezequiel Carracedo, Federico Moyano, Ignacio Cantero, Julian Alvarez y Joaquin Sampere.

Voz: Ezequiel Carracedo, Federico Moyano, Ignacio Cantero, Julian Alvarez y Joaquin Sampere.

Trabajo realizado en el marco del proyecto La escuela del futuro. Profesoras Marisa Conde (informática), y Soledad Marchese (lengua).

::Obtener archivo MP3::Obtener archivo OGG

En el año 3557, se vio en las noticias que en Rusia aterrizó un OVNI, dentro de éste habían dos androides. Al descender en Moscú ellos notaban que la superficie era diferente a la de su planeta, tocaron la suave nieve con sus heladas manos y se asombraron al ver que esta se deshacía. Cerca de ese lugar, se encontraba una escuela, ellos entraron y tomaron forma de niños para no despertar sospechas.

Los androides notaron que los alumnos correteaban por el instituto. Ellos, como no tenían sentimientos se sentían vacíos. A causa de esto, ellos deseaban tener emociones. Un niño se les acercó y les ofreció un chocolate, ellos tenían una mirada confusa, el pequeño les dijo que se comieran el alimento. Los hombres de espacio lo comieron y sintieron una sensación nueva. Se alejaron del niño y volvieron a su nave.

Al otro día, estos caminaron por una calle vacía, solo vieron un hombre que caminaba rápidamente. Éste era un ladrón que chocó contra ellos. Los androides sintieron enojo porque este ladrón le había robado a un anciano, ellos lo detuvieron y le devolvieron sus pertenencias a la víctima. Al día siguiente, ellos caminaban y vieron a un perro callejero muy lastimado, con su tecnología lo curaron y lo llevaron a su nave, al hacer esto sintieron otra sensación "la bondad".Los androides fueron de vuelta a la escuela a reencontrarse con el niño y vieron que lo estaban golpeando, éstos intervinieron cuidando su fuerza para no cometer un desastre.

Se sintieron solidarios y conversaron los dos androides sobre las virtudes y los defectos humanos, entonces sacaron conclusiones y se plantearon un desafío que consistía en ser humanos por un día. Al día siguiente, se dirigieron a la escuela y nadie sospecho de ellos, gracias a que tenían insertado en su oreja derecha un chip para comunicarse y entender las acciones humanas.

En la primera hora de Mecánica Avanzada. Como es habitual tener una evaluación donde se desarma el motor de un auto. Ellos lo desarmaron con rapidez y el profesor los felicitó. Luego a la mitad del día, llegó el almuerzo pero ellos no sabían que al mediodía se comía porque en su planeta solo se cambiaba aceite cada un milenio. Escogieron el menú donde decía, agua desmineralizada y un sándwich de vegetales espaciales acompañado de un postre que era un vaso de bebida para astronauta Y se lo comieron con dudas por el sabor. Esa noche, ellos se pusieron de acuerdo para seguir haciendo una vida de humanos.

Este cuento se encuentra protegido por los términos de la licencia Creative Commons Argentina CC-BY-NC-SA