Estás en: Cuentos · Futuro · Exelaiter

Exelaiter

Milena de Bilbao, Noelia Espantoso, Lucía Campos y Florencia Bonaventura.

Trabajo realizado en el marco del proyecto La escuela del futuro. Profesoras Marisa Conde (informática), y Soledad Marchese (lengua).

Obtener archivo MP3::Obtener archivo OGG

Obtener archivo MP3 con música de fondo::Obtener archivo OGG con música de fondo

Exelaiter

En Júpiter, en la escuela Farfergor, Exelaiter, la princesa de Júpiter, se preguntaba porqué su padre era tan ambicioso mientras trataba de concentrarse en la clase de Literatura Moderna.

En su escuela sus compañeros le daban vuelta la cara y no le hablaban y cada vez se sentía más miserable. Es que su padre armó una guerra con Saturno para demostrar que Júpiter era más grande. Muchos de los padres de sus compañeros murieron en la guerra por culpa de su padre. Cada vez que Exelaiter quería hacerlo entrar en razón, este la echaba y la encerraba en su habitación.

Cuando consiguió concentrarse, por la puerta entraba Maloc, el nuevo alumno del colegio que llegaba de Saturno. Este se dirigió hacia el asiento de Exelaiter y se sentó al lado de ella.

Exelaiter, nerviosa, comenzó a hablar con Maloc. Maloc comenzó a reírse de los chistosos comentarios de su nueva amiga.

Luego de la clase, salieron a tomar un chocolate al bar del colegio donde Maloc le confesó que era el príncipe de Saturno y que deseaba hablar con ella para que haga entrar en razón a su padre. Exelaiter le explicó que lo había intentado cientos de veces y que no había conseguido nada. Especularon hasta que a Maloc se le ocurrió fingir un romance entre ellos y, también, se le ocurrió pedir su mano ante el rey. A Exelaiter la idea le pareció perfecta, no solo porque creyó que así se arreglarían las cosas sino porque se había enamorado del valiente príncipe.

Cuando el rey se enteró del romance de su hija con el príncipe de Saturno habló con las autoridades de la escuela para que la vigilaran y la alejaran del muchacho. Exelaiter furiosa le mandó una carta a Maloc donde le propuso fugarse. Maloc aceptó porque el también se enamoró de Exelaiter.

Maloc y Exelaiter se fugaron un trece de junio a las doce en punto. De allí marcharon hacia el antiguo colegio de Maloc en Saturno que, en ese entonces era una ruina.

El padre de Exelaiter mandó a bombardear a Saturno y las bombas comenzaron a caer sobre la ciudad donde se encontraba la escuela.

Una de las bombas dio en el colegio y Exelaiter y Maloc murieron en el acto.

Cuando los padres de los chicos se enteraron de su muerte decidieron cumplir el último deseo de sus hijos: acabar con la guerra entre ellos.

Desde entonces Saturno y Júpiter vivieron en una tranquila paz y en la escuela de Exelaiter se colocó una escultura de ella y de Maloc donde le hicieron homenaje como los héroes de esta terrible guerra.

Obtener archivo MP3::Obtener archivo OGG

Obtener archivo MP3 con música de fondo::Obtener archivo OGG con música de fondo

Música de fondo: Tema: Four Sides / Autor: Peter Rudenko / Disco: 15 Etudes